Archivo del Autor: Estwing Wegener

Acerca de Estwing Wegener

Geólogo y Geofreak al límite (K-T, por supuesto)

Geología 2: Parte 1

Ahora que acaban las clases y comienza el periodo de exámenes es momento de echar la vista atrás una vez más y contemplar el curso que acaba. Así que remontémonos varios meses en el pasado o usando la escala geológica, a ayer por la tarde.

Tras un corto periodo de vacaciones, en el cual algunos compañeros aprovecharon para tener alguna que otra aventura (que será relatada en otro momento) comenzaron de nuevo las clases. Yo personalmente tenía muchas ganas de empezar el curso, las perspectivas eran bastante halagüeñas, nuevas asignaturas y campo, mucho campo.  Esto último quedaba patente al echar un vistazo al calendario de salidas externas informando de que durante el primer cuatrimestre, todos los viernes desde octubre íbamos a ir al campo. ¡BIEN!

Así que para nuestra historia, creo que este es un buen opening:

Nuestra primera excursión nos lleva al norte de la provincia de Jaén, a Despeñaperros, a ver unas bonitas cuarcitas armoricanas con orientación vertical, también conocidos como “Los órganos”, por su apariencia.  También vimos unos granitos ya muy erosionados y machucados. El quid de esta excursión en realidad era que más que geólogos, parecíamos un grupo de ancianos del IMSERSO. El profesor que nos acompañaba solo se limitaba a narrarnos lo que veíamos a través de la ventanilla del bus.

Las semanas siguientes, ya tuvimos excursiones más movidas (refierome a andar un poquito) , salimos con el profesor Pepe Martín por el entorno de Sierra Nevada, donde en dos días tuvimos tiempo para andar, tirar yesos por un balate en Alhama, buscar Dentaliums, ver estructuras sedimentarias, arrasar casi literalmente con un afloramiento de dolomías con Halimedas y que nos granizara a muerte en el Cerro de las Pipas. Fueron dos días fantásticos.

 Al viernes siguiente, fuimos de nuevo con el profesor IMSERSO,  pero está vez nuestro destino era el polje de Zafarraya, Sierra Gorda (que la vimos a lo lejos) y el Torcal de Antequera.  Lo único que cambió del día anterior era la lluvia, la cual hizo que nos bajásemos menos incluso del autobús. De todas formas, las precipitaciones nos respetaron un poco cuando quisimos visitar el Torcal, donde vivimos una de nuestras pequeñas aventuras:

Los días pasaban, y yo al menos, deseaba fervientemente la llegada de los viernes para poder salir al campo. Pero claro, antes de salir, el geólogo tiene que prepararse convenientemente, entrenando la mente y el cuerpo como es debido para sí rendir al máximo al día siguiente. Aquí os dejo un documento que así lo atestigua:

Durante las próximas semanas, visitamos la cuenca de Guadix-Baza, el deslizamiento de Riogordo, el litoral granadino y la cuenca del Guadalfeo, y por último intentamos ver el relieve kárstico de la Sierra de Cabra. Digo intentamos porque ese día una niebla muy espesa nos impedía ver más allá de 5 metros. Y por si fuera poco, estaba acompañada por un frío de narices y esta lluvia tan fina que cala hasta los huesos. Conclusión, decidimos ir a la Cueva de los Murciélagos, donde asistimos a una clase magistral de cómo ligar con la guía a cargo de nuestro profesor.  También y para compensarnos por el mal día que estaba haciendo, el profe nos invitó a TODOS a cerveza en un bar cercano haciendo que este día mereciera la pena.  Otra cosa que aprendimos, es que  aprovechando los largos trayectos de autobús, podíamos dejar aflorar la creatividad musical de nuestros músicos. ¿Qué mejor que una guitarra y una canción a un bote de Nocilla?

Con el resto del año, continuaré en el próximo post.  Para ir abriendo boca os dejo el video resúmen fotográfico del primer cuatrimestre. ¡Que lo disfrutéis!

Anuncios
Categorías: 2º Curso, Cartografía, Estratigrafía, Salidas de Campo, Sedimentología | Etiquetas: , , | Deja un comentario

Nuestro primer y desconcertante año

Concretamente el año pasado, vaya. Estábamos verdes, muy verdes. Recuerdo esa salida de campo de la asignatura de Biología a Sierra Elvira, allá por el mes de noviembre de 2010, dónde nos hablaban de cosas de las que no teníamos ni pajolera idea, como eso de “columna estratigráfica“, la cual habíamos oído mencionar cientos de veces pero nadie se había parado a explicarnos con detalle qué era.

Lo peor de aquello es que nos pidieron que hiciésemos una, cuando no sabíamos diferenciar una caliza de una roca volcánica. Eso sí, nos sirvió para encontrar nuestro yacimiento favorito de ammonites, al que íbamos casi todas las semanas a saquear para llenar de piedras nuestras habitaciones. Era divertido, nos sentíamos auténticos geólogos volviendo con la mochila llena de fósiles.

También solíamos salir los fines de semana al campo, a hacer senderismo en general y a romper piedras en particular con nuestros recién adquiridos martillos.  Menuda gozada eso de machacar rocas.

En cuanto apretó el calor, en torno a Abril y Mayo comenzaron las salidas de campo de  la asignatura Cartografía Geológica I.  El primer día sirvió para aprender que debemos llevar abundante agua, ya que casi morimos deshidratados. En lo que se refiere a Geología, bien poco, porque seguíamos sin enterarnos de mucho, era algo de seguir un contacto entre dos materiales, poner la brújula en la roca, mirar un número y pintar una raya en en el mapa. Nosotros eso lo hacíamos COMPLETAMENTE A OJO. Con el sucesivo paso de los días, las calores, y algún que otro chaparrón nos fuimos más o menos haciendo una idea de que iba a aquello, incluso nos atrevimos a hacer una incursión voluntaria en Sierra Elvira, para buscar unas dolomías que nuestro profesor mencionó pero que no vimos en la excursión. Ese día aprendimos otra valiosa lección para el futuro: Llevar pantalones largos.  Si las zarzas tuvieran ojos, se les habrían brillado de malicia al vernos llegar.

Por último hay que decir, que al menos esta materia nos sirvió para hacernos una ligera idea de una “geología global” y saber encuadrar cada término en su lugar. Nuestras carreras, saltos, caídas y demás desventuras por Sierra Elvira y Colomera no fueron en vano. Aprendimos, y nos lo pasamos muy bien. Y así acabó el curso, con una sensación de conocimiento geológico. Pero nada más lejos de la realidad…

Categorías: 1º Curso, Salidas de Campo | Etiquetas: , , , | 1 comentario

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.